El baile tiene múltiples beneficios físicos para los niños, pero también cognitivos y emocionales. Es una de las actividades aeróbicas más recomendadas para cuidar el cerebro y revertir su envejecimiento. A continuación os detallamos los muchos y variados beneficios del baile durante el crecimiento de nuestros hijos. Esta vez, centrándonos en los beneficios físicos:

 

  • Ayuda a corregir defectos que el cuerpo trae de serie y a mantener la espalda recta en todo momento, de hecho combate la «escoliosis leve«, muy frecuente en niños cargados con mochilas y libros. 
  • También activa el arco del «pie plano» en cada paso.
  • Favorece el correcto desarrollo muscular, pues los alumnos asumen patrones corporales adecuados.
  • Combate el sobrepeso, favoreciendo la eliminación de la grasa y del colesterol.
  • Enseña a respirar con el fin de gestionar mejor la energía.
  • Mejora la estabilidad y el sentido del equilibrio.

No queda duda de que bailar es beneficioso para los niños, incluso es utilizado con excelente resultados para el tratamiento de algunos trastornos de desarrollo en la infancia.

Es una actividad placentera con ventajas físicas y emocionales que deberíamos practicar todos más a menudo.

La lista es mucho más larga, pero si quieres descubrir qué otros beneficios tiene el baile en los niños, ven a Scaena Kids, una escuela Infantil y juvenil donde los más pequeños pueden aprender todo tipo de disciplinas, desde el ballet clásico, pasando por Funky, interpretación o danza española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.